Cachorro de Yorkshire Terrier

Cachorros de Yorkshire Terrier

Una vez que has tomado la decisión de adoptar un yorkshire terrier cachorro debes valorar muchas cosas. Además de pensar en cuáles van a ser sus necesidades y cuidados, es muy importante valorar no la raza del perro, si es de tamaño pequeño o grande, la edad que pueda tener, el carácter, etc

Todos sabemos que muchos optamos por adoptar perros yorkies o cachorros de yorkshire, pero es importante conocer cómo son y cuáles son sus particularidades principales, antes que dejarnos llevar simplemente por lo adorables que pueden llegar a ser. Si aún no te has decidido estás en el lugar indicado, No dejes de leer!

Antes de adoptar un cachorro de yorkshire

Uno de las principales pros que encontramos a la hora de adoptar a un cachorro de yorkshire terrier es su pequeño tamaño. Además de mantener un tamaño reducido hasta alcanzar, en la mayoría de los casos, los 3,2kg en su edad adulta, según indica la FCI, en el estándar para la raza de perro Yorkshire Terrier.

Esta es una de las razones que hace de los yorkies una raza perfecta para familias con niños o personas mayores, ya que no suponen ningún peligro o trastorno en casa. De todos modos, no podemos olvidarnos de lo territoriales que pueden llegar a ser, lo que hará que se pongan a ladrar si algún desconocido llega a nuestro hogar sin haber pasado antes por su aprobación.

Nunca debemos olvidar que los yorkshire terrier, incluso desde cachorros, son perros con una fuerte personalidad, muy nerviosos e inquietos y con una energía que no parece tener fin. A su favor tienen que se adaptan fácilmente a nuevos hogares o a gente desconocida. Esto hace que sean una raza de perro con la que poder viajar con tranquilidad.

Aunque, no debemos olvidar, que poseen un sentido del oído altamente desarrollado, lo que les hace capaces de detectar a personas que se encuentran a bastante distancia, incluso de una planta a otra de un edificio. Esto se debe a sus orígenes como perros cazadores de ratones y ratas en los hogares ingleses del siglo XIX.

Nuestra recomendación, siempre que tengas algún tipo de duda, ya sea con tener un Yorkshire o cualquier perro de la raza que sea, es que primero optes por una adopción o, incluso, por una acogida. De este modo podrás tener un primer contacto con la raza y ver si os adaptáis mutuamente a las necesidades de ambos.

Cachorros de Yorkshire Terrier
Cachorros de Yorkshire Terrier

Cuidados de un cachorro de yorkshire terrier

Si al final te decides por adoptar a un cachorro de yorkshire terrier, una de las primeras cosas que debes confirmar es que éste haya sido destetado como mínimo a los tres meses de edad, nunca antes. Los cachorros que son separados de sus madres antes de los tres meses pueden sufrir problemas en su desarrollo.

Una de las primeras cosas sobre las que debes estar alerta es, por desgracia, los posibles fraudes o engaños que hay por ahí. Se dan muchos casos de personas ofreciendo cachorros de Yorkshire que no lo son. En la mayoría de los casos o se trata de cruces o, directamente, son perros de otra raza. Por otro lado, asegúrate que el cachorro está correctamente vacunado y desparasitado por un veterinario. Si no te pueden demostrar este punto, nuestro consejo es que no adoptes ese cachorro de yorkshire hasta que esté solucionado.

Una vez que llegan a su nuevo hogar, los cachorros de yorkshire no tienen excesivas necesidades. Durante sus primeros meses de vida y, hasta su edad adulta, debes alimentarlos con pienso especial para cachorros de yorkshire terrier.

Durante las primeras semanas en su nuevo hogar, es muy importante que vayamos socializando a nuestros pequeños. Al principio, los cachorros de yorkshire suelen mostrarse tímidos y asustadizos, algo totalmente normal, ya que se encuentran en un entorno nuevo para ellos y, sobre todo, les falta la protección de su madre.

Para ello debemos ir acostumbrado a nuestros cachorros a su nuevo hogar, a una nueva rutina. Comenzaremos a darles pequeños paseos por su nuevo hogar, así irán conociendo a nuevas personas y a otros perros. Si hacemos que cada día se vayan enfrentando a nuevos desafíos, estaremos contribuyendo positivamente en desarrollar una correcta socialización de nuestros cachorros de yorkshire.

Primeras semanas de un cachorro de Yorkshire

Como hemos comentado con anterioridad, los cachorros de yorkshire requieren de pocos cuidados, todo lo contrario a lo que ocurre en su vida adulta. Lo cual no cual no quiere decir que debamos olvidarnos de ellos, todo lo contrario.

Lo primero que tenemos que hacer con nuestro cachorro de yorkshire es llevarlo al veterinario para que le haga una revisión completa. Así podremos descartar que tenga algún problema que no sea perceptible a simple vista y nos ayudará proporcionándonos una serie de patrones que debemos seguir para el cuidado de nuestro cachorro.

Los principales focos de atención en los cachorros de yorkshire son:

  • El Pelo: todos los cachorros de yorkshire tienen el pelo negro y lacio durante sus primeros meses de vida. Cabe señalar que el pelo de los yorkys no deja de crecer durante toda su vida. Normalmente, a medida que se hacen adultos, el pelo les va evolucionando a colores más claros. Esto es algo que se nota sobre todo a partir de su primer corte de pelo. Un consejo que debéis seguir es el de acostumbrar al cepillo. De esta forma tendrán un pelo cuidado y libre de nudos. Si no los habituamos a este proceso desde bien pequeños, cuando sean adultos va a costarnos bastante más, pudiendo resultar casi imposible en algunos casos.
  • La Dentadura: del mismo modo que con el pelo, hay que acostumbrar a nuestros cachorros a realizar limpiezas bucales frecuentes de sus dientes. Para saber cómo realizarlo correctamente, podemos consultar con nuestro veterinario de confianza.
  • La Alimentación: este, para nosotros, es un factor en el que debemos prestar especial atención. Por experiencia, los cachorros de Yorkshire e incluso de adultos, no muestran un especial interés por la comida. Suelen ser perros que comen lo que necesitan o que, directamente, prefieren dejar de lado la alimentación porque están jugando o realizando cualquier otra tarea que les resulte más gratificante que comer.
  • El Adiestramiento: desde el primer momento, los cachorros de Yorkshire, deben empezar con su adiestramiento. Siempre es recomendable comenzar a enseñarles a realizar sus necesidades en la calle y no dónde ellos les apetezca. Si les habilitamos un lugar en la casa, hay que enseñarles dónde está y que debe hacer sus cosas en ese lugar. Para ello utilizaremos empapadores o papel de periódico para que pueda hacerlo sin manchar. Como en todo lo relacionado con su educación, debes tener paciencia y tratarlos con cariño, y te sorprenderá lo rápido que aprenden.
  • La Hipoglucemia: esto está directamente relacionado con su alimentación. Debido al torrente de energía e hiperactividad de nuestros cachorros de Yorkshire, son bastante propensos a desarrollar hipoglucemia. Es importante que prestes especial atención a este punto y si notas a tu cachorro decaido o incluso despistado, asegúrate de que está comiendo y bebiendo lo suficiente. Un truco consiste en proporcionarles un poco de agua con azúcar. Aunque, como siempre recomendamos, si la situación no cambia, ve a tu veterinario de confianza.

¿Cómo son los Yorkshire Terrier recién nacidos?

Si estás leyendo esto es que, como a nosotros, eres un enamorado de la raza Yorkshire Terrier y, por extensión, del mundo animal. Una de las cosas que más nos sorprendió la primera vez que lo vimos es el parto de un yorkshire terrier y el aspecto de los cachorros de yorkshire recién nacidos. Creemos que cualquier amante de los animales se sentiría un privilegiado de poder asistir al milagro de la vida.

En razas de perros pequeños como son los Yorkshire Terrier, el número de cachorros que pueden tener depende en gran medida de cómo sea la madre. De su edad, su tamaño y su peso, además de si es su primera camada o no. En base a esto, lo habitual es que las perras más pequeñas y jóvenes tengan, normalmente, entre dos y tres crías, por las seis que pueden llegar a tener en edades más adultas.

Si aún no sabes qué aspecto tiene un Yorkshire Terrier recién nacido, a continuación te dejamos con un pequeño video para que puedas ver los primeros pasos de un cachorro.

Primeros pasos de un cachorro de yorkshire terrier

Primera visita al veterinario

No debes saltarte este paso. Es de obligado cumplimiento llevar a tu pequeño cachorro de Yorkshire al veterinario. Da igual que te lo hayan dado con todas sus vacunas y desparasitaciones en regla, que haya sido adoptado de un refugio o regalado, la primera visita al veterinario para una revisión es obligada.

Debemos pedir a nuestro veterinario de confianza que le haga un examen completo a nuestro cachorro para ver que está todo correcto y no hay ningún problema con respecto a su estado de salud. Y si, por el contrario, el veterinario detecta algo, cuanto antes le podamos poner remedio, mucho mejor para la salud de tu cachorro.

Como hemos comentado un poco más arriba, no recomendamos bajo ninguna circunstancia adoptar cachorros de yorkshire de menos de tres meses. Esos primeros meses de vida con sus madres son muy importantes para su desarrollo posterior como adultos.

Una vez que llevamos a nuestro cachorro de Yorkshire para su nuevo hogar, lo recomendable es tenerlo, si no observamos nada raro antes que nos pueda llevar a pensar en algún tipo de problema, en casa sin salir durante al menos dos días. Una vez transcurridos esos días, lo llevaremos al veterinario para realizarle un completo examen y que sea un profesional el que nos diga si está todo correcto.

Escoger al veterinario adecuado

Normalmente, solemos elegir el veterinario por cercanía, a veces por recomendación, por buenas críticas o, porque ya hemos acudido en otras ocasiones y tenemos buena experiencia.

Es importante que acudamos con la cartilla sanitaria de nuestro Yorkshire que nos ha tenido que proporcionar el criador o el refugio en dónde hemos adoptado a nuestro cachorro. Sin este documento, nunca debéis llevaros al cachorro para casa, puesto que ahí es dónde se acredita que ha recibido las vacunas correspondientes y está correctamente desparasitado. Si, aún no se le ha colocado el chip de identificación al perro, en la primera visita al veterinario es una de las cosas que deben hacer, quedando de este modo registrado y cumpliendo la obligación de cara a la ley.

Una vez hecho esto, lo habitual es que nuestro veterinario nos proporcione un calendario para las vacunas adecuado para nuestro Yorky.

¿Qué se revisa en la primera consulta veterinaria?

En esta primera consulta veterinaria, se le debe realizar una revisión general a nuestro Yorkshire Terrier. Durante esta visita, es aconsejable aprovechar para consultar todas las dudas que podamos tener sobre la salud, cuidados, alimentación, atenciones, etcétera que necesite nuestro cachorro de Yorkshire.

Lo normal es que el veterinario revise especialmente los ojos, oídos, la dentadura, movilidad de las articulaciones, sus pulmones, ritmo cardíaco, el pelo y la piel, sus genitales… Con un examen exhaustivo el veterinario podrá hacerse una idea del estado de salud de nuestro cachorro y, si es necesario, podrá solicitar más pruebas para descartar posibles problemas.

¿Cuáles son las enfermedades más comunes en cachorros de Yorkshire?

En sus primeras semanas de vida es importante, como hemos insistido un poco más arriba, hacer especial hincapié en la alimentación e hidratación de nuestro cachorro de Yorkshire. Esto es debido a su facilidad para sufrir hipoglucemia por su elevada actividad y energía. En muchas ocasiones tenemos que ser nosotros quienes les paremos los juegos, ya que ellos son capaces de seguir más allá del agotamiento.

Por lo tanto, ten siempre abundante agua y comida a su alcance y vigila que los esté tomando. Por supuesto, la comida debe de ser adaptada a las necesidades del cachorro de Yorkshire, así como la cantidad adecuada. Es aconsejable hablar con su anterior cuidador para conocer qué tipo de comida le administraba, evitando así cualquier posible rechazo.

Es importante vigilar a nuestro cachorro y si notas que está despistado o sin energía, puedes darle un poco de agua con azúcar. En caso de que la situación no mejore, vete cuanto antes al veterinario.

Si lo notas decaído o despistado, proporciónale un poco de agua con azúcar. Si la situación no mejora, acude cuanto antes al veterinario.

Si quieres aprender más sobre las enfermedades que pueden afectar a nuestros Yorkys, hemos creado una completa Guía de Enfermedades Comunes en Yorkshire Terrier que, esperamos que, os ayude a detectarlas a tiempo.