Colapso Traqueal en los Yorkshire Terrier

Colapso Traqueal en Yorkshire Terrier

El Colapso Traqueal es una enfermedad de origen congénito, normalmente padecida por perros de raza pequeña como pueden ser los chihuahua, bichón maltés, pequinés, pomerania, caniche y, por supuesto, los Yorkshire Terrier.

Los perros que sufre de esta enfermedad tienen una deformación en la tráquea, que la obstruye, impidiendo que les llegue el aire correctamente a los pulmones. La tráquea es un órgano flexible, como un tubo formado por muchos anillos, y el Colapso Traqueal provoca la deformación de estos anillos. De este modo, el espacio que queda para que pase el aire se va haciendo cada vez más pequeño.

Se trata además de una enfermedad degenerativa, lo que quiere decir que, a pesar de existir ciertos tratamientos, no hay una cura disponible.

Suele detectarse en Yorkshires con edades de los seis a los siete años. Se dan casos precoces en perros de menos de un año, siendo estos los más graves.

En función de la gravedad de la enfermedad, el colapso traqueal se clasifica en cuatro grados, siendo el primer grado el de menor gravedad y el cuarto grado el más grave de todos. Siendo en esta fase cuando, a través de la tráquea, la cantidad de aire que circula es muy pequeña.

¿Qué síntomas tiene el colapso traqueal?

En las primeras fases, suele comenzar con tos de forma esporádica. Normalmente se produce cuando hay emociones fuertes o situaciones de estrés para nuestros Yorkshire Terrier.

Por las características que presenta, es muy fácil confundirla con otra afección bastante común, como es la llamada tos de las perreras. Normalmente se descarta rápidamente debido al resto de síntomas que provoca, como pueden ser:

  • Tos seca
  • Disnea
  • Jadeos
  • Ruidos al respirar
  • Arcadas no productivas o vómito
  • Síncope
  • Mayor sensibilidad traqueal
  • Intolerancia al ejercicio

Como se trata de une enfermedad degenerativa, el colapso traqueal empeora con el tiempo. De modo que impide al perro inhalar el oxígeno suficiente. Lo habitual es que esto le lleve a desarrollar otras enfermedades respiratorias como pueden ser bronquitis o traqueítis, llegando incluso, en algunos casos más graves, a provocar hipertensión pulmonar.

¿Cómo se diagnostica?

Como siempre recomendamos, si detectas que tu Yorkie tiene algún problema respiratorio, o del tipo que sea, acude rápidamente a tu veterinario de confianza para una evaluación.

Él será el único que nos podrá indicar con certeza si nuestro perro sufre un colapso traqueal o, si por el contrario, se trata de alguna otra enfermedad respiratoria.

Para determinar cuál es el origen del problema respiratorio, lo normal es realizar una radiografía, que le permitirá al veterinario observar el estado del aparato respiratorio de nuestro perro.

Complementariamente, también puede realizarle una prueba llamada análisis fluoroscopio, que permite observar cómo se comporta el sistema respiratorio de nuestro Yorky.

En caso de que el veterinario tenga alguna duda o quiera confirmar mejor el diagnóstico también es habitual que recurra a realizar una traqueobroncoscopia, la cual le permitirá comprobar de forma más exacta el estado de los cartílagos de la tráquea.

¿Qué tratamientos hay para el Colapso Traqueal?

En función del grado de colapso traqueal que muestre nuestro Yorkshire, recibirá uno u otro tratamiento. Si se encuentra en los grados del uno al tres entonces lo normal es que tu veterinario opte por tratamiento farmacológico. Por el contrario, si estamos ante un colapso traqueal de grado cuatro, entonces sólo nos recomendarán la cirugía.

El tratamiento farmacológico suele estar formado por broncodilatadores para mejorar la respiración. Si además hay alguna infección, el tratamiento se complementará con antibióticos. Por otro lado, también suele ser habitual que nos recomienden corticoides e incluso algún tipo de relajante para reducir la ansiedad y el estrés de nuestro Yorky. A más estrés, más tos y, por tanto, peor respiración.

El objetivo de esta medicación es mejorar la calidad de vida de nuestro Yorky, ya que, de momento, no existe ninguno capaz de curar esta enfermedad.

Es MUY IMPORTANTE que los medicamentos sean recetados por un veterinario. Este nos indicará cuál es la dosis adecuada de cada uno, en función del problema y las características de nuestro Yorkshire.

Si el colapso traqueal de nuestro perro se encuentra en el grado cuatro, entonces sólo queda la cirugía. Por supuesto, no todos los Yorkshire pueden optar a esta opción, puesto que depende mucho de cada caso. Esto entra dentro de la valoración de nuestro veterinario.

Estas intervenciones tratan de reconstruir la tráquea del perro, pudiendo incluso optar por implantes o prótesis endotraqueales para mejorar la respiración de nuestro Yorky.

¿Podemos tratar de aliviarla?

Sí, por suerte existen algunas pautas que podemos seguir para hacerle las cosas más fáciles a nuestros Yorkshire. De esta forma mejoraremos mucho su calidad de vida.

Entre otras cosas es recomendable:

  • No expongas a tu Yorkie a temperaturas ni muy altas, ni muy bajas.
  • Evita que se encuentre en espacios cerrados con humo, olores fuertes, mucho polvo, etcétera.
  • Evita los collares, ya que aprisionan el cuello del Yorkshire. Utiliza los arneses, mucho mejores para ellos.
  • No realices grandes esfuerzos con tu perro.
  • Controla su peso, a mayor peso más dificultad respiratoria.
  • Como siempre, mantén las vacunas al día. Así evitarás otras afecciones que puedan empeorar su patología.
  • Trata de no modificar su rutina. Los cambios pueden estresar a nuestros Yorkies.

Por último, recordarte que este artículo es meramente informativo. Nosotros, al no ser veterinarios, no tenemos la facultad para realizar diagnósticos ni para recetar tratamiento alguno. Siempre que creas que tu Yorkshire puede tener este o algún otro síntoma, acude a tu veterinario de confianza para un completo examen y diagnóstico de manos de un especialista.

Deja un comentario