Educar a un Yorkshire Terrier

Cómo educar a un Yorkshire Terrier

Como ya sabrás, los perros de raza pequeña son muy suyos y en su pequeño cuerpo vive en numerosas ocasiones una tremenda personalidad sin por ello dejar de ser unos perros dulces e inteligentes.

Este es el caso de nuestros queridos Yorkshire Terrier, cruzados para conseguir una raza de cazadores para controlar plagas de roedores, con el paso de los años ha acabado siendo una raza para ser mimada y consentida. Por desgracia esto les ha traído una mala fama a estos perros, cuando realmente, lo único que suele pasar es que suelen carecer de una educación adecuada.

Así que si tienes un yorkie o estás pensando en tener uno de ellos cómo compañero de aventuras, te dejamos unos cuantos consejos sobre cómo educar a un yorkshire terrier.

El carácter de los Yorkshire Terrier

Como hemos comentado anteriormente, algunos yorkshire no llegan a pesar ni siquiera 1 kilo cuando son adultos, lo cual no es un impedimento para tener un carácter muy marcado, del que podemos destacar los siguientes rasgos:

  • Están llenos de energía que no dudas en demostrar saltando, ladrando, agitándose continuamente…, etc. Tenemos que aprender a quemar esa energía con ellos para evitar problemas de ansiedad.
  • Aunque despectivamente se les conozca como perros falderos, también tienen una parte dulce y cariñosa. Aunque, por otro lado, pueden ser muy exigentes con los dueños, queriendo mantener el contacto de forma continuada.
  • Pueden convivir perfectamente con otras mascotas siempre y cuando tengamos bien definida la convivencia.
  • Son muy territoriales, no está en su naturaleza ser sumisos, ni obedientes.
  • Los paseos diarios ayudan a rebajar su energía y a calmar su temperamento fácilmente.
  • Al igual que ocurre con muchas otras razas de perro pequeñas, tienen un extraordinario sistema auditivo, que los convierte en unos excelentes perros vigilantes.
  • Son perros muy alegres y juguetones, por lo que es importante que les tengamos siempre a mano juguetes apropiados para ellos.
  • Son capaces de aprender con rapidez ya que poseen una gran inteligencia, unida a una gran memoria.
  • Se trata de un perro hogareño y familiar, siendo especialmente sensibles a cualquier cambio en nuestras rutinas
  • Es importante resaltar que no se trata de perros pacientes con los niños, ya que no toleran los tirones de pelo o la brusquedad con la que los niños suelen tratar a los perros. Siempre hay que enseñarle a los más pequeños a tratar adecuadamente a los Yorky y no se debe dejar a los niños sin supervisión.

Como podemos apreciar su temperamento es muy marcado, sin dejar de lado su parte adorable. Pero si queremos tener un perro equilibrado y alegre, esto requiere que sepamos cómo educar a un yorkshire correctamente.

Los yorkshire son perros, no niños pequeños

Siendo claros, el principal problema a la hora de educar a un yorkshire terrier…..somos nosotros. Nos dejamos engatusar por su afectividad y su expresión adorable. Si a esto le sumamos su pequeño tamaño, tenemos un claro candidato para ser mimado y consentido.

Como educar a un Yorky sin mimarlo en exceso
Como educar a un Yorkshire sin mimarlo en exceso

La mayoría de los problemas de conducta de estos perros son generados por sus propios dueños, ya que, en muchas ocasiones de forma inconsciente, tratan a sus mascotas como si de niños pequeños se tratase. De este modo lo único que conseguimos es dañarlos al querer humanizarlos.

Para poder educar a un yorkshire terrier hay que tener claro lo siguiente:

  • Son caprichosos, así que para educar a un yorkshire es necesario no consentirlo.
  • No debemos mimarlo en exceso, él necesita afecto, pero no tanto como lo puede necesitar un bebé.
  • No debemos ceder ante él cuando simplemente nos pide cariño, sino que debemos entregárselo cuando se lo merezca.

Debemos concienciarnos, aunque sean unos perros adorables, de que necesitan disciplina para poder ser adiestrados. Y ser disciplinado no es igual a no querer a nuestro Yorky, más bien todo lo contrario, debemos pensar que estamos enseñándoles a canalizar toda esa energía que tienen.

Refuerzo positivo

Bien, llegados a este punto te estarás preguntando….bien pero ¿cómo consigo educar a un yorkshire?

En realidad todas las razas de perros necesitan aprender mediante lo que se llama refuerzo positivo, que, básicamente, consiste en no regañar por los errores y premiar por los aciertos.

Para conseguir este refuerzo positivo simplemente en premiar a nuestro perro mediante caricias, palabras de afecto o premios (incluso una mezcla de todos ellos) en el momento en el que realiza correctamente una orden que le hemos dado.

Para ello debemos tener paciencia, ya que todo aprendizaje tiene su proceso, no es algo que se produzca de inmediato. Por lo tanto, para educar a un yorsay, de ningún modo debes pegarle (ni a este ni a ningún perro) y tampoco debes gritarle. Lo único que conseguirás de esta forma es llevarlo a un estado de estrés y ansiedad con el que no conseguiremos que aprenda nada…

Por el contrario, si nos mostramos como un propietario firme, que no cederá fácilmente y que es capaz de dominar la situación, tendremos mucho ganado para educar a un Yorkshire.Veámoslo con un ejemplo: Si quieres que tu mascota no suba a la cama, no debes permitírselo bajo ningún concepto, ya que si un día le permites sobrepasar ese límite, volverá a hacerlo sin que tú se lo puedas impedir.

Nunca olvides esto, establecer límites y no sobrepasarlos es muy importante a la hora de educar a un Yorkshire Terrier.

Cómo pasear a un Yorkshire

Para iniciar a tu mascota en sus paseos diarios es importante que lo acostumbres de forma progresiva, de esta manera podrás disfrutar de los paseos plenamente, ya que lograrás educar al yorkshire.

Primero debes habituarlo al uso del collar o del arnés, colocándoselo desde las primeras etapas para que así pueda sentirse cómodo con él, y solo cuando se ha acostumbrado a notar el collar, procederemos a colocar la correa y a sacarlo a pasear.

Deja que el perro se mueva libremente con la correa para que así experimente la sensación, después deberás enseñarle la orden básica «ven».

Para evitar tirones indeseados durante el paseo, es importante que le enseñes a caminar a tu lado, por lo que deberás mantener su cabeza cerca de tu pierna.

IMPORTANTE: Evitar ingestiones peligrosas

Probablemente se trate de lo más importante que podemos enseñar a nuestro Yorsay. Es de suma importancia para evitar cualquier ingesta accidental que pueda dañarle el estómago. Se trata de perros muy curiosos, con un nivel de actividad y energía elevados, lo que les puede llevar a dañar objetos o, mucho peor, a tragarlos, en su afán de descubrir el entorno que les rodea.

Evitar la ingestión indebida
Evitar la ingestión indebida

Para que puedan aprender qué deben comer y qué no, podemos utilizar los premios comestibles. Trabajaremos con nuestro Yorky dejándole premios en el suelo y asociándolos a la orden «déjalo». Así irá entendiendo que debe guardar distancia con aquellas cosas que pueda encontrarse y que sólo podrá comer aquellas que nosotros le indiquemos.

Trabajar en esto a veces puede ser complicado pero, recuerda, todo el tiempo que le dediques a esta tarea ahora, es tiempo que estás ganando en calidad de vida para tu Yorkshire. Así cómo más de un susto a evitar en el futuro.

Trucos para enseñar a un Yorkshire

  • Como sabemos, los yorkshire son perros súper enérgicos, con un fuerte carácter y, normalmente, individualistas. Además suelen ser bastante territoriales y posesivos, haciendo de ellos unos perros guardianes perfectos. Es un perro que tiene una gran inteligencia y aprende con rapidez. El único problema es que también aprende lo que no debe hacer con rapidez. Es por ello que debemos tener paciencia y seguir trabajando con ellos en su adistramiento.
  • Constancia y firmeza, no pararemos de insistir. Debido a su carácter son capaces de manipularnos con su «adorabilidad». Todos tenemos tendencia a consentirlos cuando son cachorros, ya que nos producen ternura por su pequeño tamaño y su comportamiento. Pero es muy importante evitar este tipo de comportamiento, ya que nos puede suponer un problema de cara al futuro.
  • El mejor método de adiestramiento de un yorkshire terrier es mediante la técnica de refuerzo positivo. Utilizaremos premios comestibles y recompensas afectivas. Es importante mostrarnos firmes pero siempre con suavidad. Si somos muy bruscos con ellos, lo más probable es que nos tengan miedo y, lógicamente, así no aprenderán nada. Así que para educar a un yorkshire terrier debes ser paciente y calmado.
  • Es muy fácil que, si nos dejamos llevar por los caprichos de nuestro yorky, se vuelvan indisciplinados y exigentes. En este aspecto no debemos flaquear y mantener la disciplina constante. De este modo entenderán que eres un dueño afectuoso pero firme en sus actos. Así podremos disfrutar de un perro afectuoso y educado.
  • El momento ideal para comenzar a educar a un yorkshire es a partir de los 3 primeros meses. En ese momento ya se ha producido el destete y comienza a ser un cachorro más independiente de su madre. Una de las primeras cosas en las que debemos trabajar es en enseñarles a hacer sus necesidades. En este punto hay que tener paciencia ya que es algo que suele costarles aprender, especialmente en los machos por su necesidad de marcar el territorio.
  • Si queremos que nuestro Yorkshire controle sus necesidades en casa, debemos preparar un sitio específico para ello, de este modo nuestro perro lo asociará a esa acción y, cada vez que tenga ganas, acudirá a él. Un truco que suele funcionar es el de enseñarles a asociar el hacer sus necesidades con otras partes de su rutina diaria como puede ser: antes o después de comer, al despertarse, al acostarse, antes o después de los juegos, etc. Debes enseñarle a que lo haga en determinadas circunstancias como antes y después de comer, antes y después de jugar, al despertarse, y al acostarse. Si somos constantes, nuestro cachorro de yorkshire acabará asociando ese lugar con hacer sus necesidades. Y, por supuesto, como siempre que nuestro cachorro realiza alguna acción correctamente, es importante premiarlo. Si quieres aprender más sobre este tema, pincha aquí.
  • A medida que va creciendo nuestro cachorro, es hora de introducir los paseos en su rutina diaria. Normalmente podremos comenzar con ellos cuando ya hayan cumplido los 3 meses de edad. A partir de ahí podemos empezar a dar pequeños paseos cortos para que haga sus necesidades. Lo aconsejable sería poder realizarlo unas 3 veces diarias. Veremos que, con los primeros paseos, se distraen con cualquier cosa y no logramos el objetivo de que hagan sus necesidades. No desesperes. Con constancia lo puedes lograr. Cuántas más veces puedas sacarlo a la calle, más probable va a ser que haga sus necesidades fuera de casa.

Nunca se deja de trabajar con un yorkshire

Nunca dejas de educar a un yorkshire. Estamos convencidos de que la educación de un Yorkshire Terrier no es algo que debamos trabajar mientras es un cachorro. Debemos seguir trabajando día a día en reforzar su conducta, manteniendo, de esta forma, en perfecto equilibrio su temperamento. De este modo disfrutaremos de un perro tranquilo y feliz durante toda su vida adulta.