Luxación Patelar en Yorkshires

La luxación patelar se da cuando la rótula, que es un pequeño hueso de la parte frontal de la rodilla, se sale de su sitio. De esta forma provoca cojera, debilidad funcional y dolor.

Dentro de los 4 tipos diferentes de luxación de rótula, la más común es la conocida como luxación medial, que se da en un 80% de los casos. Mientras que la conocida como luxación patelar lateral tan sólo se da en un 20% de los casos. Y entre un 30% y un 50% para la luxación bilateral.

Las razas de perros más afectadas son, principalmente, las conocidas como razas Toy, entre las que se encuentran los Yorkshire Terrier. Y, dentro de estas razas, es un problema que se presenta más frecuentemente en las hembras. Aunque las luxaciones laterales también pueden darse en cachorros de razas grandes.

Esta enfermedad se caracteriza por tratarse de una incorrecta alineación de la rótula, produciéndose deformaciones durante el crecimiento del perro que acaban provocando que la rotula se salga de su posición. El origen de este problema puede ser por un traumatismo o por causa genética.

Como comentamos más arriba, la luxación patelar se clasifica en 4 grupos diferenciados:

  • Grupo I, Se trata de una luxación de rótula intermitente que causa una pequeña cojera de la extremidad se sale de su posición. Normalmente, a cada tres o cuatro pasos levantan la pata flexionando la rodilla o dando un pequeño saltito.
  • Grupo II, Se produce cuando la luxación se da con más frecuencia y, además, se produce una pequeña rotación hacia afuera de la pierna. En muchos casos los perros afectados viven con este problema durante años hasta que se produce una artritis progresiva por desgaste y acaban teniendo una cojera más acusada.
  • Grupos III y IV, en estos grados la rótula se encuentra luxada de forma permanente junto con una rotación externa evidente de la rodilla. Puede darse también de forma bilateral, obligando a los perros que la sufren a girar sus pies hacia dentro y a cargar el peso en las patas delanteras.

Tratamiento de la luxación patelar

Dependiendo del grado de luxación que tenga nuestro perro, se le puede aplicar uno u otro tratamiento. Aunque, principalmente, suelen necesitar cirugía para corregir el problema. Ésta suele consistir en una reparación del tejido blando de la articulación, en una reconstrucción ósea o, en los grados más graves, en una combinación de ambas.

Para realizar estas intervenciones hay muchos tipos de técnicas quirúrgicas diferentes y debe de ser el veterinario el que te aconseje y utilice la mejor en cada caso particular.

Últimamente también se está aplicación tratamientos más conservadores como las ortesis para luxación de rodilla, que es una especie de rodillera que obliga a que la articulación se mantenga en su posición correcta, evitando dolor e inestabilidad al perro. Están hechas a la medida del perro y se utilizan cuando la cirugía no consigue corregir el problema o bien no queremos o no podemos operar a nuestro perro.

Deja un comentario